,,

Y el llanto esperaba ahí, disponible pero inútil.

Julio Cortázar, Ómnibus-Bestiario (via alexandrave)